miércoles, 30 de marzo de 2016

Conciencia Económica.


“Una civilización muere por suicido, no por asesinato“ – Arnold Toynbee

Apreciados lectores, hoy les voy a hablar de un factor económico que me preocupa de mi país, hay muchos pero en este momento me voy a enfocar en algo que denomino como "conciencia económica", viéndolo del lado de nosotros como consumidores y el otro de la perspectiva del gobierno.

Uno de los eventos más importantes empieza con dos vecinos que eran amigos, uno es como ese muchacho más cool de la escuela y al lado tiene a su amigo lambe-botas, este lambe-botas va a hacer todo lo que su amigo, fuerte y mujeriego le ordene.

Este amigo guapo se llama Estados unidos, y el otro más chaparrito, morenito y que se menosprecia a si mismo se llama México.

En 1992 se promulgo la iniciativa de abrirnos al mercado internacional, y en 1994 se llevó a cabo con el Tratado de libre comercio con América del Norte, estando de presidente Carlos Salinas de Gortari.

¿Acierto o error?

Estamos de acuerdo que si no hubiese sido por esta medida ahorita no tendríamos la tecnología, la infraestructura ni el flujo de dinero que hoy hay en nuestro país. Gracias a esto nos hemos mantenido más o menos a la vanguardia de los países emergentes como Brasil, Chile, Sudáfrica la india, entre otros. Entonces, ¿Si fue algo bueno abrir nuestras fronteras? , abrir las fronteras es bueno sin embargo en el momento en que esto ocurrió no fue el adecuado.

Cuando México decidió jugar en este juego llamado globalización, desde el comienzo hubo en gran desventaja frente a multinacionales y gobiernos externos.- Claro sirvió a corto plazo por tanta inversión extranjera, pero llegaron las empresas internacionales y nos comieron, miren la marca de la ropa que traemos puesta, miren sus celulares, el carro en el que vienes, ¿acaso traemos algo mexicano?, aquí es donde entra la conciencia, la conciencia del consumidor, nosotros solo buscamos satisfacer nuestras necesidades sin pensar que lo que compramos puede afectar a nuestros compatriotas, cada que compramos algo hecho en china, Vietnam, Tailandia, le estamos quitando el trabajo  a algún Mexicano y estamos dejando con menos dinero al país.

Se los explico más fácil, imaginen que hay dos pueblos uno llamado sur y otro llamado norte separados por un pequeño rió, aquí en el sur yo hago y distribuyo tortillas muy ricas a 13 pesos, y la colonia norte también tiene sus propias tortillas , entonces norte decide vender tortillas aquí en sur, por cierto más malas y a 9 pesos, ¿y que pasa? Pues que la gente de aquí compra las tortillas más malas y que cuestan un poquito menos y por eso mi negocio quiebra. Ahora este tortillero del norte nos vende sus productos y todo el dinero que gana, todo ese dinero con que nosotros le pagamos, ¿a donde creen que se lo lleva?, claro a su pueblo y aquí quedamos con menos dinero y menos trabajo.

Claro debemos exigirle a las empresas mexicanas buenos estándares, pero también nosotros debemos tener un poquito más conciencia del consumidor, tratar de comprar lo Mexicano, lo que no le haga daño a la ecología, lo que no te haga daño a ti mismo.

Otro factor muy importante en la economía de nuestro país es el gobierno, quiero hablar de la conciencia económica del gobierno, ¿acaso a ellos les interesa que a los mexicanos nos vaya bien?, se supone que las leyes que imponen deben favorecernos más a nosotros lo empresarios mexicanos más que a los extranjeros, pero ya saben, siempre brota ese maldito pensamiento malinchista de quedar bien con los más cool de la escuela que con nosotros mismos.

Un ejemplo de esto es lo que paso hace un año con los fruticultores de chihuahua, en febrero del 2014 por el bajo precio de la manzana de estados unidos, los fabricantes de jugo les ofrecían a los manzaneros 80 centavos por cada kilo, 80 centavos por un kilo de manzana de chihuahua, por que el gobierno a pesar de tener la posibilidad ayudarles poniendo aranceles para subir el precio de la manzana estadounidense que se vende en el Walmart, decidió quedarse con los brazos cruzados y ahora estos manzaneros de varias generaciones, con tan pocas posibilidades cortaron todos los arboles de sus huertas, mismos que serán vendidos para parrilladas en Texas.

Queridos lectores, es un factor importante el apoyo del gobierno, sin embargo los que al final decidimos quien tiene éxito en el mercado somos nosotros como consumidores, y si compras lo extranjero después no te sorprenda ver tanta desocupación, tanta criminalidad, ver a los recién graduados como suben al escenario y como bajan como desempleados,  por eso hoy vengo exigirte que tengas más responsabilidad en tus compras diarias, que la próxima vez que vallas al super compres los productos con la nomenclatura 750 del código de barras que significa hecho por manos Mexicanas, que es dinero que se queda en tu país, que si paga impuestos.


Se que a veces queremos comprar lo más barato, pero solo me despido recordándote que esto tan barato puede salir muy, muy muy... caro.